Sede PH Canarias en Tenerife.jpg
WhatsApp Image 2020-10-08 at 13.14.22 (1).jpeg

El tratamiento ambulatorio se desarrolla en Centros de Día, y va dirigido a personas adultas con problemas de consumo de sustancias. Comienza con la petición de información o ayuda por parte de las personas afectadas o sus familiares/ pajera/ entorno a través de llamada telefónica, redes sociales, correo electrónico, presencialmente.

En esta primera fase de UAD (Unidades de Atención a las Drogodependencias), se recoge la información y necesidades que presenta la persona, y se da admisión a tratamiento ambulatorio, para continuar con la exploración y diagnóstico del caso: edad, sustancias consumidas, recorrido toxicológico, situación personal, y familiar, situación laboral, penal y sanitaria.

El programa ambulatorio tiene cuatro fases de tratamiento:

FASE A: EVALUACIÓN Y DIAGNÓSTICO.  Se realiza una exploración completa mediante entrevistas de la problemática personal, familiar, social y sanitaria. Se hace una detección de factores de riesgo y factores protección de cada caso, y se elabora un PLAN DE TRABAJO INDIVIDUAL, que recoge: objetivos y metas, temporalidad del tratamiento, actividades a realizar, evaluación y supervisión. Durante esta fase, se va trabajando la abstinencia del consumo de drogas con la persona.

FASE B: MOTIVACIÓN AL CAMBIO. Se comienza a intervenir desde el Plan de Trabajo Individual planteado entre la persona y su terapeuta, para trabajar la raíz del problema y comenzar a introducir pequeños cambios que contribuyan a mantenerse abstinente del consumo de drogas.

FASE C: CONOCIMIENTO PERSONAL. Es la fase dónde se trabaja el autoconcepto y autoestima, las relaciones sociales y familiares y patrones de comportamientos, las vivencias pasadas y traumas, para poder generar nuevas estrategias para la vida.

FASE D: INSERCIÓN SOCIAL. Durante esta fase se comienza a trabajar la desvinculación de la persona hacia el tratamiento, autonomía personal, programaciones a medio y largo plazo, prevención de recaídas, uso de alcohol, ... Además, se trabaja la incorporación laboral y la búsqueda de alojamiento.

El tratamiento contempla asistencia semanal al Centro de Día con sesiones de terapia individual y terapia grupal de autoayuda, así como formación y entrenamiento en habilidades sociales, cognitivas, gestión emocional, gestión del ocio y tiempo libre, elaboración de plan de recaídas.

El PROGRAMA FAMLIAR también se desarrolla en el Centro de Día, para acompañar emocionalmente y ofrecer formación en adicciones a las familias/ parejas o personas acompañantes, a través de grupos de autoayuda, talleres y encuentros de familia/ pareja.